jueves, 4 de diciembre de 2008

¿Trastos? No: regalos útiles

Ya hemos hablado de lo que puede suponer la entrada de un regalo en tu casa. La mayor parte de las veces, se convierte en un trasto.

En estas fechas regalamos y nos regalan numerosas cosas, y cierto número de ellas se convierten, con el paso del tiempo, en elementos que provocan el desorden en nuestro hogar. Hoy vamos a comentarte algunas ideas para que tus regalos no se conviertan en los trastos para aquellas personas a las que se los vas a entregar.

Alimentos: regala lo que se pueda comer o beber. Vino, dulces, alimentos con denominación de origen, fruta, infusiones e incluso cestas especiales de alimentos.

Bonos: de hotel, para un balneario, de alquiler de un vehículo...

Tarjetas regalo: con una cantidad de dinero para que el destinatario elija el regalo que más se adapte a su gusto.

Elementos/Accesorios necesarios: un regalo que te hayan pedido o que sepas que la persona necesita. Puede ser un detalle para quien inicie su vida en un nuevo hogar, un regalo para los bebés (piensa en cosas útiles, como los pañales), etc.

2 comentarios:

Say dijo...

Hace un par de años se casó un familiar. Como estaba escayolada no pude ir, quise darle un detalle y ese tema siempre me ha parecido delicado...algo para la casa? un adorno?

No se, no me gustaba la idea, así que le regalé una cesta de productos de la zona donde vino. Sabía que eso iba a aprovecharlo. Lo mejor es que la puedes diseñar a tu gusto, incluir cosas en función de tu presupuesto.

Sin duda, volveré a hacerlo :)

Antonia María dijo...

Efectivamente, Say, es la mejor opción. Al final son detalles que la persona que los recibe los agradece, los saborea y no le causan ningún engorro.

Enhorabuena por aplicar este consejo, que a veces olvidamos en nuestra vorágine del día a día...