domingo, 22 de junio de 2008

Tiempo para ti


Dedícate un día a la semana y no hagas nada en casa salvo lo imprescindible. Aprovecha para disfrutar de tus hobbies, estar con tu familia y amigos, disfrutar de tu casa...

Esto es muy importante para no sentirse exclavo de tu hogar: tu casa es para vivirla, no debes vivir para tu casa. Es estupendo tenerla limpia y lo más perfecta posible, pero no debe comerse tu propio tiempo. Además, descansar te ayudará a empezar con fuerza de nuevo esa semana.

Elige el día que prefieras o que te vaya bien por tu trabajo. Puede ser un domingo, pero también un sábado o cualquier otro día que fijes como "día de descanso". Seguro que lo agradecerás.