viernes, 20 de junio de 2008

Olores V: crear buen olor en casa


Encontramos este quemador de incienso en Compradicción y hemos pensado en utilizarlo como estandarte para finalizar la serie de informaciones sobre Olores. Aunque en esta ocasión preferimos hablarte de cómo crear buen olor en casa.

Si la mantienes limpia y has seguido nuestros consejos, aunque tu casa tenga su propio olor, no olerá mal. Ahora vamos a dar el siguiente paso: darle el olor que nos gusta y queremos:
  • Puedes comprar flores naturales y ponerlas en el salón o en otras estancias de la casa. Hay muchas cuyo perfume envolverá tu hogar durante 7 a 10 días. Son decorativas, alegran la vista y aportan buen olor, ¿se puede pedir más?
  • Otra opción son las flores secas, tanto en ramo como sueltas para decorar. Llevan aroma artificial que, cuando deja de oler, puedes recuperar tú mism@. Basta con meter las flores en una bolsa de plástico, introducir varias gotas de tu aceite esencial favorito y dejarlo junto unas horas. Después pueden regresar a su lugar. Para mantenerlas limpias, mételas en una bolsa de plástico con sal gorda y agita un rato. La sal se quedará con el polvo y la suciedad.
  • Incienso: los hay de muchísimos olores. Sólo tienes que elegir el que más te guste. Ten cuidado, hay personas que sienten el incienso como un olor muy fuerte o empalagoso. Si tienes visita, pregunta antes de encenderlo. Los hay en varios formatos: conos, varillas, palitos... y multitud de soportes para todos ellos.
  • Velas: una forma decorativa de aportar olor a tu casa. De todos los sistemas, es el más débil. Su olor suele ser muy suave y a veces apenas se percibe.
  • Ambientadores comerciales: los encontrarás en supermercados y droguerías. Sus formatos más habituales son en enchufe (que te durará un mes, aproximadamente), en espray, y como mikados en aceite esencial (unas varillas de madera se introducen en un bote con aceite esencial y cada cierto tiempo se les da la vuelta. Suelen tener una duración de un mes en el caso de los pequeños).