sábado, 7 de junio de 2008

Orden en los armarios VI: trucos y consejos prácticos

  • Las camisas puedes guardarlas dobladas en un cajón extraíble y también colgarlas de perchas. En este último caso, abrocha el primer botón de la camisa para que no se deforme el cuello. Quedan más elegantes y mejor colgadas si abrochas un botón sí y otro no en toda la camisa.
  • Si no tienes sitio para colgar los cinturones ni las corbatas, prueba a poner ganchos detrás de las puertas para los primeros, y una barra fina para las segundas.
  • Las prendas muy delicadas, como las de seda, cuélgalas de una percha con los hombros acolchados.
  • Si no tienes zapatero, una buena solución es guardarlos en su propia caja, apilarlas y poner una etiqueta identificativa y/o una fotografía. Además, si tienes maña puedes forrar todas las cajas con el papel que más te guste o que haga juego con tu armario/vestidor.
  • Al organizar tu armario, una buena manera de facilitar las búsquedas de la ropa es colocar juntas las de un mismo tipo: calcetines, ropa interior...
  • La ropa de fiesta o muy delicada es importante que se guarde en fundas de viaje o de tintorería. Si no son transparentes, pon una etiqueta que identifique su contenido.
  • Procura no apilar ropa doblada en columnas muy altas o se caerán. Es más eficaz poner más baldas, fijas o extraíbles, o utilizar cestas o cajas.
  • No apiles jerséis en estantes, ya que pueden caerse. Utiliza para ellos los cajones o las cajas.
  • En las barras para colgar la ropa, procura utilizar los mismos ganchos o perchas y que queden a la misma altura. Esto te facilitará la búsqueda de la ropa y te permitirá distinguirla rápidamente.
  • Las perchas de madera pueden estropear las prendas. Utiliza las de madera o plástico.
  • Separa las prendas largas, como los vestidos, de las cortas, como las camisas. Te ayudará a localizar las prendas, ya que visualmente las tendrás separadas.
  • Guarda los pantalones colgados en perchas. Doblados ocupan mucho sitio.
  • Utiliza el fondo de los estantes anchos para la ropa que menos utilices.