sábado, 28 de junio de 2008

Descongelar la nevera


La nevera es uno de los electrodomésticos que más consumen en una casa. Si su mantenimiento no es el adecuado, puedes consumir hasta un 30% más de energía.

En el mercado hay neveras no frost, lo que significa que se autodescongelan y tú no tienes que hacer nada. Como contraprestación, consumen más energía. Pero hoy hablaremos de las neveras que tienen que ser descongeladas manualmente.


Hazlo a menudo, cuando la capa alcance los 2 centímetros. Los alimentos se conservan mejor y duran más en una nevera que se descongela frecuentemente. Y además, cuesta menos mantenerla en funcionamiento.
Es preferible que la descongeles después del verano, ya que es una época en que la nevera se abre mucho y eso genera más escarcha. Cuanto más hielo se forme, más tendrá que trabajar el motor.

Recuerda situar a temperaturas bajas el termostato en invierno y en temperaturas medias en verano. Evita utilizar las altas temperaturas y sitúa bien los alimentos en su interior para dejar circular bien el aire.
Para descongelar y limpiar tu nevera sigue estos pasos:
  • Saca todo de la nevera y desconéctala
  • Los alimentos del congelador envuélvelos en papel o paños para que tarden más en descongelarse
  • Busca un recipiente para recoger el agua que sale de la nevera. Algunos frigoríficos traen su propio recipiente
  • Si quieres descongelar más rápidamente, puedes ayudarte introduciendo botellas de agua caliente. Nunca raspes el hielo con cuchillo u objetos punzantes, porque podrías dañar el congelador
  • Aprovecha para limpiar el interior de la nevera con agua templada y un poco de bicarbonato. El jabón deja olor.
  • Limpia el exterior con agua templada y jabón neutro, incluidas las gomas para que cierre bien.
  • Una vez finalizado el proceso, coloca los alimentos en el interior de la nevera y vuelve a conectarla.