viernes, 20 de junio de 2008

Olores IV: zapatos


Tod@s sabemos lo desagradable que es quitarse unos zapatos y que huelan mal. Ya sean nuevos o viejos, por más que los hayas limpiado o lavado en lavadora (caso de las zapatillas deportivas), el olor no se va.

Te damos dos formas de eliminarlos:

Compra en la farmacia/parafarmacia polvos especiales para el olor de los zapatos y zapatillas. Sigue las instrucciones del fabricante.

Compra bicarbonato y échalo al interior del zapato o zapatilla. Déjalo reposar toda la noche y quita todo el polvo a la mañana siguiente. Sigue este truco cada vez que huelan los zapatos. Si es un zapato de cuero, no repitas muy a menudo esta operación, para no estropearlo.

En ambos casos, el zapato deja de oler. Eso sí, de forma temporal.