viernes, 20 de junio de 2008

Olores III: animales


Hoy lo primero que debo decir es que he utilizado un dibujo para ilustrar este post que pertenece a Dalthea (podéis ver más pulsando aquí).

Me ha gustado mucho e ilustra el post de hoy, en el que voy a hablar de animales. Concretamente de cómo eliminar el olor de vuestros queridos animales de compañía. Porque todo aquel que tenga un bichito en casa sabe que es inevitable que produzcan olor, y en ocasiones puede ser un problema.

Desde un cachorro que ha orinado en mitad del salón, hasta la caja de un gato o la jaula de un periquito, todo produce olor. Así que vamos a darte unas pautas.

En primer lugar, y lo más básico, es la limpieza habitual de tu animal y de todo aquello que le pertenece: juguetes, jaulas, camas...

¿Tienes un poco de bicarbonato en casa? Tenlo a mano. Es un gran remedio contra los olores persistentes de los animalitos (más adelante te enseñaremos otros muchos usos, por lo que procura tener un bote siempre en casa). Puedes dejar el bote abierto cerca del olor, esparcirlo mezclado con la arena del gato o alrededor de la cesta del perro.

Si tu perro ha orinado y el olor no se va con la simple limpieza, utiliza vinagre blanco, aplicándolo con una bayeta húmeda.

Lava a menudo las alfombras y jarapas. Si admiten limpieza en casa, utiliza agua y un jabón neutro o multiusos. Si no estás segur@, prueba en un lugar oculto para asegurarte de que no se estropea o decolora.

Y si lo prefieres, puedes acercarte a la clínica veterinaria y preguntar por los múltiples productos que existen en el mercado que te ayudarán a eliminar y limpiar estos olores.

¡Cuidado con los gatos! Cuando retiras el olor, si no se elimina del todo, el gato volverá a hacer sus necesidades en el mismo sitio. Lo primero y más efectivo que debes hacer es prohibirle y enseñarle a no volver a hacer eso en ese lugar (a ser posible en ninguno que no sea el lugar para ello...). Si el olor persiste intenta eliminarlo con los trucos que ya te hemos dado y evita que tu gato se acerque a esa zona.

Como ya te hemos comentado, para evitar esto, lo principal es la prevención: limpia a diario y da prioridad a este tema sobre otros. Y no olvides educar a tus animales para que hagan sus necesidades donde corresponde y no fuera de lugar.