viernes, 5 de septiembre de 2008

10 claves para ayudar a tus hijos a que sean organizados

Hoy queremos ofrecer un poco de ayuda a los niños. Porque ellos también tienen que aprender a ser ordenados, y nada mejor que recibir la ayuda de los papás y mamás.

Para ello hemos recurrido a la Organizadora Profesional Nicole Lavine. Ella describió sus 10 claves para ayudar a que tus hijos aprendan a ser organizados. A continuación los resumimos, aunque puedes leerlos en inglés pulsando aquí:
  1. Tus hijos deberían estar involucrados en el proceso: no importa la edad que tengan. Primero habla con ellos y hazles preguntas. ¿Hay algo que esté demasiado alto?¿Pierden cosas?¿Querrían tener más sitio para jugar? Déjales hablar y no les recuerdes lo desordenados que han sido hasta ahora. Explícales lo que vas a hacer y pídeles que te ayuden a poner las cosas en cajas. Que también te ayuden a pintar carteles con el nombre de las cosas que hay dentro de cada una.
  2. El espacio que tienen para ellos deberían reflejar quiénes son y lo que les gusta: si les gusta su espacio lo cuidarán más. Tal vez sólo necesites incorporar un estante para poner sus libros o sus materiales de dibujo.
  3. Organizar debería ayudar a tus hijos a ser más independientes y autosuficientes: si tus hijos están empezando a vestirse por sí mismos, asegúrate de que su ropa está en un estante bajo y a su alcance. Si quieres que recojan su ropa del suelo, asegúrate de que tengan un cesto en el lugar donde se cambian de ropa.
  4. Organiza poco a poco: para ahondar en este tema, recuerda el post que ya publicamos, pulsando aquí.
  5. Destaca lo importante que es ayudar a los demás: cuando decidan qué se quedan y qué van a tirar, aprovecha para explicarles y destacarles que pueden donar lo que ellos no quieren a los que más lo necesitan.
  6. Lo que más utilizan debería ser lo más accesible.
  7. Cada cajón, caja y estantería debería contener un tipo de cosa: categoriza todo lo que hay en la habitación y pon cada categoría en un sitio. Les resultará más sencillo recordarlo.
  8. Mantener el lugar ordenado es difícil: procura convertirlo en rutina.
  9. Tus hijos aprenderán de ti: ten cuidado con lo que haces y con tus rutinas. Ellos aprenderán de lo que tu hagas.
  10. Organizar puede ser incluso divertido: pon música y diviértete. También puedes convertirlo en un juego.