miércoles, 17 de septiembre de 2008

Trabaja con el ambiente adecuado

Estamos tan acostumbrados a nuestro propio desorden que, cuando queremos organizar algún área de nuestra casa no tenemos en cuenta este importante asunto. Nuestro único y principal interés es organizar lo antes posible.

Toma nota de estos detalles siempre que vayas a ordenar una zona de tu hogar:
  • Luz. ¿Hay suficiente? lo sabrás cogiendo dos prendas, una negra y otra azul marino, si los distingues la luz es correcta. Si no, ilumina la zona con lámparas o levantando persianas y abriendo cortinas.
  • Temperatura. ¿Hace calor o frío? Procura tener una temperatura agradable. Adecuala abriendo ventanas o encendiendo una estufa.
  • Olores. ¿Huele mal? ¿Tal vez a tu mascota, a ropa sucia o cualquier otro olor desagradable? Abre la ventana, echa perfume doméstico, colonia o utiliza cualquier otro sistema. Elimina los olores antes de comenzar a trabajar.
  • Limpieza. En algunas zonas, como garajes o trasteros, a veces hay humedad, suciedad o basuras. Antes de comenzar a organizar este área elimina estas dificultades en la medida de lo posible. No olvides usar protecciones si lo consideras necesario.
  • Energía. Algunas habitaciones, si han permanecido cerradas mucho tiempo, están sobrecargadas y la energía que muestran no es la adecuada. Muévete por la habitación, haz que circule el aire y pon algo de música. Te animará.
  • Ropas y herramientas de trabajo. ¿Te quedan grandes o pequeñas?¿Muy justas? Asegúrate de que no te molestan para subir o bajar una escalera, que no te tropezarás y que estarás cómod@ trabajando. Procura estar cómod@
Procura dedicar un poco de tiempo a preparar un ambiente adecuado. Lo agradecerás.