sábado, 27 de septiembre de 2008

Estrategias sencillas para todos los días V

Haz fácil la organización.

Coloca en algún punto de la casa una caja para poner en ella los libros y películas que tienes que devolver a quien te los prestó. Pon un cesto en algún sitio o en cada habitación para echar en él todo lo que pertenezca a otro sitio.

Haz que toda la familia dedique unos minutos a poner todo en esas cajas y después en sus lugares correspondientes. Además, si tienes visita inesperada, siempre puedes recoger esas cajas y juntarlas todas en un mismo sitio, rápidamente, dejando la casa sin trastos por medio.


Si ves que siempre estás recogiendo una zona de la casa y que al cabo de unos minutos está de nuevo hecha un desastre y tienes que volver a organizarlo todo, mira si es posible implantar una solución fácil y práctica para prevenir o reducir los trastos.

Por ejemplo, si la encimera de la cocina siempre está llena de botellas de cristal para reciclar, plantéate poner más cerca de esa zona la papelera de reciclaje de vidrio.

Si los mandos de la televisión, el video, etc. están siempre fuera de lugar y ya no sabes qué hacer, tal vez te sirva poner una caja o plato de madera decorativo para que siempre estén sobre él y no por toda la superficie de la mesa de centro.

No hay comentarios: