martes, 23 de septiembre de 2008

Estrategias sencillas para todos los días III

Quita trastos según te muevas por la casa.

Por la mañana o por la noche dedica cinco minutos a pasear por tu casa con una caja o con una cesta en la mano. Recoge todas las cosas que estén fuera de su lugar y ponlas donde les corresponde. Siempre que entres en una habitación y te vayas a otra, llévate un objeto contigo: por ejemplo, si vas al trastero, llévate algo que deba estar allí en lugar de en casa.

Cada vez que abras una carpeta para guardar algo en ella, echa un vistazo para ver si puedes eliminar algo de lo que tenías dentro.

Unos minutos aquí y otros tantos allí cada día suma en tu labor de eliminar trastos de tu vida y además no te consumirá más tiempo.