lunes, 29 de septiembre de 2008

Estrategias sencillas para todos los días VI

Haz listas estándar de "cosas por hacer" y "cosas para recordar".

Haz listas para aquello que haces de modo habitual, como cuando cierras la casa para irte de vacaciones o cuando haces lla maleta para ir a la playa. Guarda estas listas en una sola carpeta en el mismo sitio donde guardas los documentos. O, si lo prefieres, guárdalas por separado con las cosas a las que hace referencia. De este modo, te asegurarás de que encuentras lo que necesitas cuando lo buscas.

Esta técnica funciona también para los pequeños detalles del día a día. Por ejemplo, para la bolsa del gimnasio guarda dentro de ella una lista de lo que necesitas llevar dentro de ella. De este modo no gastarás energía ni tiempo en pensar qué necesitas cada vez que vayas al gimnasio y no te volverá a pasar eso de llegar al gimnasio y haber olvidado la toalla.

También te será muy útil para ir a la compra. Anota en una hoja cada alimento que falta en la despensa o que se haya acabado y tengas que volver a comprar. De este modo, no olvidarás nada cuando estés en el supermercado.