sábado, 14 de agosto de 2010

Ordenando medicamentos

Al menos una o dos veces al año debemos organizar los medicamentos de nuestra casa. Hay quien los guarda en una caja, otros en un cajón o tal vez en un armario específico o en una cesta. El lugar no importa, siempre que revisemos caducidades y aseguremos que lo que hay, se usa.

Si en casa hay personas que habitualmente se ponen enfermas, suele ser un lugar muy utilizado y, por lo tanto, se desordena con facilidad. Hoy te traigo un ejemplo personal.

En esta foto puedes ver el cajón de los medicamentos. Está completamente desordenado y encontrar algo aquí es pasar varios minutos apartando cajas y botes. ¿Qué hemos hecho?
  • Eliminar las medicinas caducadas (recuerda llevarlas al punto Sigre de la farmacia)
  • Unir restos de medicamentos en un solo envase (en mi casa es habitual que se saquen los blíster y queden dando vueltas por el cajón)
  • Eliminar cajas de cartón innecesarias
  • Separar por un lado los medicamentos en cajas y por otro los botes, y en otro apartado, los tubos de geles y pomadas
  • Colocarlo todo de nuevo en el cajón, con el nombre de cada medicamento visible
Después de 15 minutos, este es el resultado. ¿Te animas a dedicar un rato a ordenar tus medicamentos?



4 comentarios:

cupcaaake dijo...

Yo hago exactamente lo mismo que tú y vale realmente la pena :)
1 beso!

Anónimo dijo...

Hola,

He encontrado este blog en medio de uno de mis sirocos! Este es el término usado en casa cuando quiero reorganizarlo todo,jejejeje!

En casa , al tener niños tenemos un organizador para adultos y el otro para los niños.

Anónimo dijo...

Hola.
Quiero hacer una observación. Como sanitaria que soy, os recomiendo que no os desprendáis de las cajas contenedoras (son mas fáciles de mantener de pie y el nombre es más facil de leer) porque en ellas está el prospecto con todas las indicaciones y efectos secundarios. También figura con más claridad la fecha de caducidad y el nº de lote, si tenemos algún problema es la única manera de saber si el producto presentaba anomalías. Por lo mismo hay que evitar mezclar dos envases aunque aparentemente sean iguales.
Las fechas y lotes grabadas en el blister a veces son difíciles de leer.
Saludos cordiales. María

Antonia María dijo...

Gracias por tus sugerencias María!!!
Un saludo
Antonia M.