viernes, 15 de agosto de 2008

Ahorrar en casa IV: Conducción eficiente

Otro motivo de preocupación en los hogares cuando de ahorrar se trata es el de los precios del combustible. Son numerosas las personas que acuden a trabajar en vehículo propio, por lo que el presupuesto mensual para adquirir gasolina es una partida importante en sus hogares.

También es posible ahorrar en esta partida presupuestaria. Puedes optar por una solución alternativa para llegar a trabajar, como el transporte público. A veces esta opción requiere madrugar más pero a mucha gente le compensa.

Por otro lado, puedes hablar con tus compañeros de trabajo y compartir coche. Puede ser siempre el mismo coche o podéis turnar y cada día uno de vosotros lleva su coche. Así, el gasto de gasolina será menor al tener que compartir entre varios. Un poco de organización es suficiente para llevar a cabo este sistema y entre cuatro o cinco personas no es difícil.

Y si no te queda más remedio que ir en tu coche o no quieres prescindir de esta comodidad para ir a trabajar, te damos el consejo básico para ahorrar: la conducción eficiente. Se trata de conducir siguiendo unas reglas sencillas y muy eficaces que aprovechan todas las ventajas de la tecnología de los motores de los coches actuales.

Con unos simples y ligeros cambios en tu modo de conducir lograrás:
  • Conducir más tranquil@ y reducir el riesgo de accidentes
  • Reducir los gastos de mantenimiento del coche y ahorrar gasolina
  • Reducir la contaminación urbana y la emisión de CO2, ahorrar energía
Aplicar esta forma de conducción es muy sencilla. Te dejamos el enlace a un manual editado por el Ministerio de Economía y Hacienda. Si sólo quieres tener una noción básica, echa un vistazo a este decálogo de la Fundación Mapfre.