sábado, 30 de agosto de 2008

14 creativos organizadores


Si eres como la mayoría de la gente, lo que menos necesitas cuando organizas tu hogar es comprar más cajas, bolsas y otros accesorios similares. Seguramente si echas un vistazo a tu alrededor te das cuenta de que tienes un montón de elementos diarios que puedes aprovechar para ordenar y encontrar lo que buscas sin ningún problema y sin gastar dinero.

1.- Las pechas con barra inferior para colgar pantalones son geniales para ordenar tus bufandas y pañuelos y pashminas este invierno. Estarán a la vista y libres de arrugas. Utiliza las especiales para faldas poniendo en ellas los pañuelos de seda. También puedes utilizar las perchas habituales de madera como las de la imagen y poner en ellas las bufandas tal y como te mostramos.

2.- Los boles de metal destinados a poner en ellos frutas y verduras, pueden ser un estupendo organizador para los juguetes pequeños de tus hijos. También será muy útil en el armario o vestidor, como lugar para guardar calcetines, cinturones o ropa interior.

3.- Si te gusta el golf, puedes utilizar los ya viejos cartones de huevos para guardar en ellos tus bolas. ¡Cuidado y no los metas en la nevera!

4.- Las cintas de cassete ya están obsoletas y seguro que aún conservas alguna que estás deseando tirar. Puedes reciclarlas y guardar en su interior unos cascos pequeños, enredando en ella su cable.

5.- Las viejas tapas de un álbum pueden guardar desde fotografías hasta documentos que no quieres tirar por cariño (como los dibujos de tus hijos) o incluso certificados y otros papeles importantes.

6.- Las cajas de vino y las que contienen varias botellas de cerveza son ideales para guardar, por ejemplo, tus elementos de decoración navideña.

7.- Los organizadores de zapatos de plástico para poner detrás de las puertas y que tienen numerosos huecos, sirven para guardar también manoplas y gorros de lana.

8.- Estos organizadores de zapatos también son útiles en tu cocina. Cuélgalo allí y mete en sus huecos desde cortadores de patatas hasta moldes de repostería pasando por pinzas para el té y cucharas de medición.

9.- Los organizadores plásticos de maquillaje son también ideales para las pinturas, acuarelas y pinceles de tus pequeños "Picassos" de casa.

10.- A quién no le gustan esos pequeños botes de perfume o crema de muestras? Lo que ocurre es que pueden llegar a suponer un serio problema de trastos en casa. Te sugerimos que guardes los botes en una bolsa zip de conservación de alimentos y lo guardes en un cajón o mueble del baño. Cuando tengas invitados, rellénalos y ponlos juntos en un plato o cesta decorado como detalle para ellos.

11.- ¡No vacíes tu maleta de viaje! Sería una pérdida de espacio y de tiempo. Recuerda que hay cosas que no hace falta que desempaques: plancha de viaje, secador de viaje, los cascos, el maquillaje de viaje...

12.- Las pequeñas cajas de metal son estupendas como mini kits de costura. Llénala de botones, agujas e hilos de colores y llévala en el bolso o déjala en la cajonera de tu oficina.

13.- ¿Necesitas llevarte bolsas de plástico y no sabes cómo hacerlo? Utiliza papel film transparente de cocina. Coge las bolsas que necesites, enróllalas o sigue nuestros consejos de almacenamiento de bolsas de plástico, ponlas todas juntas en el papel transparente y enrróllalo. Tendrás en poco espacio un montón de bolsas para llevar. Una forma más sencilla si tienes alguna a mano es llevarlas en una bolsa zip de alimentos.

14.- Siempre hemos oido hablar de que los zapatos deben guardarse en cajas con una fotografía en su interior. Pero no todo el mundo tiene tiempo de tomar las fotos e imprimirlas. Otra opción es poner un cartel con la descripción de los zapatos: "zapatos marrones de tacón fino", "zapatos negros de sport". Si además pones un cartel por cada cara de la caja, siempre sabrás qué contiene sin importar el lado por el que esté almacenado.