martes, 20 de abril de 2010

Sé más eficaz

Hemos hablado en más de una ocasión tanto de la procrastinación como de ser eficaces en lo que realizamos.

Hoy he recordado estos dos temas leyendo sendos artículos sobre estos temas. El primero de ellos sorprende por su afirmación: procrastinar envejece. Y es que cualquier tarea que vayamos dejando a un lado se convierte en una preocupación y en un problema de estrés, ya que cada vez que recordamos que debemos hacerlo es más grande y nos estresa más. Como se dice coloquialmente, es una pescadilla que se muerde la cola. Por este motivo, debe ser uno de los primeros focos que debemos abordar en nuestras viviendas.

Si hoy decides empezar a organizar un lugar de la casa, piensa en el lugar o zona que más quebraderos de cabeza te aporta, cuáles son los que menos te gustan o cuáles te estresan. Recuerda hacerlo poco a poco con alguno de los sistemas que has aprendido en Casa Perfecta, por ejemplo, el método de los 15 minutos. La ventaja de empezar por estos lugares en los que has procrastinado es que la satisfacción del trabajo realizado será mayor y te aportará más energía para continuar con otras zonas de la casa.

El tema de la eficacia lo hemos tratado cuando te hemos hablado de David Allen, tanto de sus libros como en la entrevista que nos concedió hace un año. Hoy he sabido que se ha publicado su nuevo libro, Sé más eficaz, en la editorial Planeta gracias al estupendo post de Tamara Vázquez. Tal y como hemos destacado en post recientes, Allen destaca la importancia de sacar cosas viejas para poder tener cosas nuevas, hacer limpieza de modo habitual, que las pequeñas cosas tienen un gran impacto... son temas que hemos tratado de una u otra manera en este blog y que, como puedes ver, se aplica a todos los ámbitos de la vida. ¿A qué estamos esperando para ser más eficaces?