domingo, 25 de mayo de 2008

El método de los 15 minutos


Cuando decidimos que ya está bien y que queremos que nuestra casa luzca perfecta, solemos darnos "palizas" a limpiar, habitualmente en fin de semana, y le dedicamos horas y horas. Vamos a empezar por evitar esta situación, que normalmente nos estresa y nos quita todas las energías para tener un buen descanso cuando más lo merecemos.

El método de los 15 minutos es un sistema muy eficaz. Consiste en dedicar sólo 15 minutos de reloj a cada tarea, ya sea de limpieza o de orden. Ni uno más ni uno menos.

En primer lugar piensa que tu casa no se ha ensuciado y desordenado en un solo día: no pretendas dejarla impecable en dos jornadas maratonianas. En Casa Perfecta queremos que vivas tu casa, no que vivas para ella.

Te proponemos que apliques este método. Además, se adecua perfectamente al tiempo que tengas a diario. Planifica tu día a día según tu tiempo y tus necesidades, pero no dediques más de 15 minutos a cada actividad. Al principio te parecerá que es poco tiempo y que no avanzas, sobre todo los dos primeros días. Pero enseguida verás los resultados. Te ponemos un ejemplo. Adáptalo a tu ritmo de vida.

Día 1

Llego a casa a las 20 horas de trabajar
De 20 a 20,15 me pongo ropa cómoda para estar en casa y guardo todo lo que he traído (ropa, bolso, bolsas adicionales, etc.)
20,15 a 20,30 dedico este tiempo a pasear por la casa y colocar cosas fuera de lugar en el sitio que les corresponde
20,30 a 20,45 paso un aspirador (barro la casa, paso una mopa)
20,45 a 21 limpio el polvo del salón y del dormitorio principal

Día 2

Llego a casa a las 20 horas de trabajar
De 20 a 20,15 me pongo ropa cómoda para estar en casa y guardo todo lo que he traído
20,15 a 20,30 coloco cosas fuera de lugar en el sitio que les corresponde
20,30 a 20,45 limpio el polvo del dormitorio secundario y del recibidor
20,45 a 21 limpio el baño

Estos son ejemplos de dos días. Lo habitual en ellos es que, si son los dos primeros en que aplicas el método, pasen 15 minutos y tengas la actividad a medias. No continúes. Termina la actividad al día siguiente y pasa a hacer otra cosa. Según como sea de grande tu casa o el punto de desorden y suciedad con el que comiences, tardarás un poco más o menos en conseguir una casa que a diario te de satisfacción cuando llegas a ella.

Además, verás que después de unos días, ya no necesitas utilizar los 15 minutos para esa actividad. Si apenas se ha acumulado polvo, eliminarlo es más rápido y sencillo, por lo que puedes limpiar en el mismo tiempo el de más habitaciones o dedicarte a otra labor.

Es importante que respetes los 15 minutos. Así la tarea no te agotará. Si es necesario pon la alarma de un reloj para controlar el tiempo. Poco a poco te acostumbrarás y no necesitarás usarlo, pero los primeros días es vital.

En solo unos días, aplicando este método y los dos anteriores que te hemos contado ya (cada cosa en su lugar, incluso tras su uso, y los imprescindibles a diario) lograrás mejorar el aspecto de tu hogar.

Y, por favor, dedícate tiempo a ti, a tus amigos y familiares. El domingo no hagas nada (salvo lo imprescindible, que ya te lo hemos contado en otro post).

5 comentarios:

vir dijo...

estupenda idea! Yo añadiría (no sé si lo habrás puesto en alguna otra entrada, sorry) la gran importancia que tiene el que cada cosa tenga su sitio. Hay muchas personas que tienen cientos de objetos sin sitio propio que andan de un lado para otro incordiando siempre. Y para poder recoger la casa más eficazmente lo fundamental es saber dónde colocar las cosas.... pregunta: eso de los yogures en el horno a qué temperatura lo pones? será muy bajito no? Un saludo!!

Antonia María dijo...

Hola Vir

sí, hemos hablado de este tema en un post previo, que no vendría mal recordar :) (http://casasperfectas.blogspot.com/2008/05/un-lugar-para-cada-cosa.html).

Lo del horno... casi mejor envíame un mail y te lo explico por pasos, para no confundir con otros temas a otros lectores :)

Besos

Carmen dijo...

Eso de los 15 minutos es perfecto para que lo haga alguien que viva solo o con gente q colabore, pero si tienes que andar de arriba a abajo quitando las cosas de los demás te desesperas y no te cunde nada, odio el desorden de mi familia, pero hasta que me independize tendre que soportarlo. gracias por tus consejos, tarde o temprano los llevaré a la practica.

isabel dijo...

Holaaa , a si a bote pronto la idea parece genial... pero con el panorama que tengo yo en casa...un niño pequeño y 2 enfermos cronicos....pues me temo que lo de los 15 minutos no se yo... aun asi voy a probar a ver si da de si...
recibe un besote.

amarillimiabella dijo...

A mí me resulta más fácil hacer una cosa cada día. Un diá limpiar el baño, otro lavar ropa, el sigueinte: limpiar concina, y así cada día ordenar una habitación.

Mejor que darme la gran paliza el sábado!