jueves, 16 de abril de 2009

Trastorno de Déficit de Atención

En Casa Perfecta hablamos de Organización, y por ello el Trastorno de Déficit de Atención es un caso especial que debemos tratar.

Este síndrome conductual, más conocido por su acrónimo en inglés ADHD (Attention-Deficit Hyperactivity Disorder) o ADD (Attention-Deficit Disorder), afecta a entre un 5 y un 10% de los niños y jóvenes, aunque su caracter es crónico y continúa durante la edad adulta. Además, es 3 veces más frecuente en varones.

Es un trastorno neurológico de origen genético. De hecho es hereditario en un 80% de los casos y quien lo sufre suele ser una persona muy inteligente.

El contexto familiar y la armonía psíquica de cada individuo hace que el trastorno se presente con mayor o menor intensidad. Por ello, es importante que los padres y los profesores, que son los que más tiempo pasan con los niños, detecten estos síntomas y diagnostiquen anticipadamente el trastorno para poder tratarlo y mejorarlo para ser más llevadero durante la edad adulta.

En el caso del ADHD, el diagnóstico es más precoz y frecuente. Los síntomas más habituales en una persona con ADD/ADHD son:
  • Dificultad para sostener la atención por un periodo

  • Impulsividad

  • Hiperactividad (en algunos casos)

  • Trastornos de la conducta social y escolar

  • Dificultad para postergar las gratificaciones

  • Dificultades para mantener cierto nivel de organización en la vida y en las tareas personales

  • Daño crónico de la autoestima