sábado, 4 de abril de 2009

Organizar el salón

Junto con la cocina, el salón es la estancia de la casa que más trasiego soporta. Es una zona de paso, pero también de ocio, descanso, lectura, trabajo, visionado de televisión, manualidades, cenas, cafés con amigos y familiares... en definitiva, una habitación donde todo cabe, multiuso, y una de las que más trabajo cuesta mantener en orden.

Para mantenerlo organizado, ten en cuenta estos detalles:
  • Todas las noches, antes de acostarte, dedica entre 5 y 10 minutos a ordenar el salón, poniendo cada cosa en su lugar (incluso los objetos que no pertenecen a esta estancia).
  • Cuando entres en casa, no dejes mochilas, bolsos, abrigos, zapatos ni ningún otro objeto personal en el salón. Llévalos al lugar que les corresponde y asegúrate de que el resto de personas que viven en casa hagan lo mismo.
  • Divide visualmente las diferentes zonas: trabajo, lectura, ocio, etc.
  • Nunca realices trabajos manuales grandes o que lleven demasiado tiempo: acabarás dejando en el salón la mitad de las piezas de las que se compone el trabajo y echarás a perder la organización que habías logrado.
  • Si hay niños en casa y suelen jugar en el salón, asegúrate de que recogen sus juguetes cuando han terminado de utilizarlos. Si es necesario, pon una caja o juguetero en un rincón del salón para facilitar la tarea de guardarlos.
  • Libros y revistas: si después de leer las revistas ya no las quieres, regálalas o recíclalas. Si quieres conservarlas, busca un revistero bonito y ponlas en él cuidadosamente. Revisa todos los meses qué revistas puedes tirar y cuáles se quedan. En el caso de los libros, no los amontones. Coloca una librería o estante para los libros que estés leyendo. Una vez los acabes, devuélvelos a la biblioteca de la casa.
  • Mandos a distancia: cada vez tenemos más en casa. No los dejes descolocados. Prueba alguna de las soluciones que te hemos recomendado previamente.