domingo, 6 de julio de 2008

Olores VI: buen olor en armarios y cajones


Si piensas que tu armario o los cajones huelen mal o no como te gustaría, es porque necesita una limpieza. Esta es la primera premisa para que tengan un buen olor, o al menos "un olor neutro" o simplemente a madera..

Si lo que te ocurre es que quieres que tu armario o cajón tenga un tipo de olor, y no sencillamente que no huela, te damos algunos consejos.
  1. Limpia y seca bien la zona, con agua tibia jabonosa o una vaporeta.
  2. Si es un cajón, coloca en su interior un jabón que tenga un olor fresco, como lavanda, cítricos, pino, etc.
  3. Si es un armario, puedes optar por las bolsitas de olor, que puedes colgar en la barra de las perchas o situarlas sobre los estantes.
  4. Tienes la opción de comprar las bolsitas ya hechas, en supermercados o droguerías. También puedes hacerlas tú, introduciendo en pequeñas bolsitas de tela cáscaras de cítricos, ramitas de lavanda o de romero.
  5. Otra opción es llenar las bolsitas con flores secas. Cuando el olor desaparezca, bastará con poner unas gotas de aceite ensencial sobre las flores y agitar.
Es habitual que te acostumbres al olor, por lo que te recomendamos que lo cambies cuando esto suceda.