miércoles, 2 de julio de 2008

Mudanza


Por fin ha llegado el momento. Has decidido trasladarte a tu nuevo hogar, disfrutar de un nuevo ambiente. En tu cabeza se aglutinan ideas de decoración y funcionalidad. Pero lo que es común en el cambio de vivienda es que habitualmente las mudanzas son todo un desorden.

Metemos cosas en cajas de forma teóricamente ordenada. El problema es que al llegar al nuevo domicilio no encontramos lo que buscamos o tardamos muchísimo tiempo en recolocar cada cosa en su lugar. Hoy vamos a explicarte cómo hacer más eficaz tus mudanzas.

En primer lugar, acércate a una tienda de suministros y compra cajas de embalaje. Hay tiendas específicas que venden cajas para mudanzas. Asegúrate de tener cajas de todos los tamaños e incluso especiales (como por ejemplo armarios para la ropa, para zapatos o para vajilla), además de otro material, como cinta adhesiva y papel de burbujas y de periódico.

Una vez en casa, llena las cajas por habitaciones. Y aprovecha para deshacerte de todo aquello que esté roto, no se utilice o no lo vayas a necesitar más. Así te llevarás sólo lo imprescindible. Protege las cosas delicadas o que puedan romperse con papel de burbujas. No sobrecargues ninguna caja. Piensa que después tendrás que cogerlas y tiene que ser sencillo. Es mejor tener más cajas que pesen poco a tener pocas y que no puedas levantarlas ni un palmo.

Una vez llena la caja, asegúrate de rellenar los huecos para que no se mueva nada (papel de periódico o burbuja servirá), cierra la caja con cinta especial adhesiva y anota un número visible en su exterior y el nombre de la habitación. Ahora asegúrate de tener a mano un papel o cuaderno. Anota en él la habitación a la que pertenece la caja y apunta el número de caja y su contenido. Cuando acabes con la habitación, pasa a otra, y deja anotada cuantas cajas hay en cada dormitorio.

En definitiva, una lista quedaría más o menos así:

Cocina. 14 cajas
  • Caja 1: platos hondos
  • Caja 2: platos llanos
  • Caja 3: cubiertos
  • Caja 4: tuppers y paños de cocina
  • ...
Recuerda que para los libros y objetos que tengan un peso considerable, debes utilizar cajas pequeñas y evitar llenarlas. Como hemos comentado, tienes que poder cargar con el paquete de manera cómoda.

Cuando llegas a tu nueva casa

Al llegar a casa coloca en la habitación correspondiente cada caja. De este modo evitarás extraviar objetos y que no encuentres lo que buscas. Además, ordenarlo de nuevo será más rápido. En cada habitación tendrás sólo lo que debe estar en ella.

La lista que habías escrito en papel te ayudará a ver si falta alguna caja y a saber exactamente lo que hay en cada una, dando prioridad, si es necesario, a la colocación de determinados objetos de uso inmediato.

Si quieres conocer más acerca de cómo realizar tu mudanza, puedes visitar:

Demadres: básico pero verás cuáles son las claves
Repsol YPF: muy completo, en formato infografía, con muchos consejos incluso si contratas la mudanza.