miércoles, 29 de abril de 2015

Productividad, foco y minimalismo: "trastos digitales"



Aunque por el título pueda parecerlo, no voy a hablar de aparatos tecnológicos. Hace unas semanas os hablaba en este post sobre la importancia de poner Foco -sí, en mayúsculas- en lo que hacemos para ser más productivos, más eficientes y más felices disfrutando con aquello que realizamos. Y os recomendaba leer Focus, de Leo Babauta, un libro corto pero inspirador sobre este tema.

Una mañana de sábado del mes de febrero me desperté, desayuné y revisé mi correo. Ya habituada a ello, me encontré con más de diez emails que habían ido llegando desde las diez u once de la noche anterior. Había de todo: correos para compras online, newsletter informativas de productos y servicios, alertas de noticias a las que estoy suscrita, mensajes de redes sociales... Y ese día decidí poner foco entre tanto "trasto digital".

Cuando recibes tanta información inútil que no te deja "ver" lo realmente importante, esa información se convierte en un trasto y, en este caso, digital. En Casa Perfecta hablamos mucho sobre destrastear, eliminar lo innecesario, ordenar lo que queda y queremos. Pero organizar y ser productivos también pasa por destrastear nuestra actual vida, que está llena de tecnología y muchos inputs digitales.

Si no voy a realizar compras online y cuando lo haga iré a la web que quiero, ¿es necesario recibir un correo a diario? Si ya leo la prensa al levantarme, ¿para qué necesito tres correos de alertas? En definitiva, eliminé la mayoría de las suscripciones para evitar recibir los emails (lo que no significa que deje de tener acceso a esa información ni dejar de ser socia de determinados lugares).

Hoy tengo la satisfacción de levantarme y encontrar solo uno o dos emails, los que realmente me interesa mantener. Gracias a eso, reviso el correo más rápido, archivo lo importante y soy más productiva.

Tal y como he leído en el blog de Jerónimo Sánchez, enfocarse no es afirmar, sino negarse. Porque solo diciendo NO, seremos capaces de avanzar hacia el camino que nos hemos marcado como correcto, y enfocarnos en él.

¿Te animas a probar tú también?

4 comentarios:

Esther dijo...

Pues fue una de las primeras cosas que hice en mi destrasteo, limpieza de buzón y eliminar muchas suscripciones innecesarias, que como bien comentas, "distrae" y quita tiempo.

Ahora es un gusto recibir sólo lo que me gusta recibir!!

Un beso!

Saben A Beso dijo...

Totalmente cierto. Es fantástico poder ver la bandeja de entrada con lo que realmente nos interesa.

Srta. Petruski dijo...

Cada vez que abro el correo.. es uuuufffff, 30 nuevos e-mails que elimino directamente porque no me interesan... y como bien dices, muchas veces entre tanto e-mail, pierdo de vista alguno que si me interesa y que quiero responder, pero se queda pendiente más tiempo del necesario por culpa del caos. Siguiendo tu consejo, acabo de limpiar mi lista de subscripciones... ya me siento aliviada!

Darey dijo...

Gracias a las tres. Lo cierto es que es liberador no ver ni recibir tanto correo que no se desea. Nos permite enfocar en lo realmente importante. Felicidades por animaros a simplificar :)