miércoles, 22 de abril de 2015

Limpieza de primavera -2ª parte



Tanto si eres de los que hacen limpieza general una o dos veces al año, como si no, tengo una buena noticia para ti: las limpiezas "de primavera" o "de otoño", esas que están establecidas casi como algo que hay que hacer porque lo aprendimos de nuestros mayores, no son necesarias.

Si una casa se mantiene al día, tanto en limpieza, como en orden, reparaciones, etc., las limpiezas generales solo consistirán en buscar un fin de semana cualquiera del año para limpiar lo que no se hace todos los días: persianas, altos de armarios, recoger trasteros o desvanes, o para hacer cambio de armario cuando corresponda...

El resto de cosas deberían formar parte de nuestra rutina de mantenimiento. Dependiendo de nuestra situación personal y familiar (si en casa hay niños, animales...) habrá cosas que hagamos todos los días (recoger, limpiar suelos, muebles, cocinar, repaso de baños, etc.), otras serán semanales (lavar y planchar ropa, limpiar a fondo el baño...) y otras serán mensuales (limpieza de cristales y puertas, destrasteo de algunas zonas...).

Por lo tanto, estas rutinas y hábitos nos permiten eliminar las llamadas "limpiezas generales" y que pasen a ser parte de nuestro día a día, ganando tiempo y dedicando esa energía a disfrutar con nuestros seres queridos o con los hobbies que nos gustan.

3 comentarios:

Esther dijo...

Sigo trabajando en ello. Espero que pronto yo sea de esas personas que ya no se den palizones varias veces al año. La que me estoy pegando actualmente, creo que valdrá por las que me ahorre de por vida ;)

Muchas gracias y besos!!!

Amelia dijo...

Desde que descubri flylady nunca más he hecho una limpieza a fondo del baño, siempre hago un poquito pequeño al día y un poquito medianito a la semana.
Y el baño está en perfecto estado de revista.
Y yo descansada :-D

El tiempo de nuestras abuelas quedó atrás... je je je

Darey dijo...

La verdad es que sí, Amelia. Pero mucha gente aún hace limpiezas de primavera o de otoño, incluso se da "palizas" semanales. Un poco cada día hace milagros a largo plazo.
Ánimo Esther, ya no te queda nada para finalizar tu plazo pero el recorrido ha sido enorme. Luego ya será más fácil , verás.