domingo, 15 de febrero de 2015

Abrazando el minimalismo


Destrastear, eliminar lo innecesario, organizar, vida saludable, felicidad... todo va de la mano y cumple una función importante en nuestras vidas: tener tiempo, de calidad, para dedicarlo a nuestras aficiones, familias y aquellas cosas que más nos importan.

Tengo intención de renovar la cocina de mi vivienda en los próximos meses y este hecho me hizo buscar opciones más minimalistas y que me permitieran tener solo lo necesario en un espacio que disfruto cada día.



Y buscando.... encontré a Joshua y Ryan, los Minimalistas. Con ellos descubrí un estilo de vida que, en muchas ocasiones, se ha plasmado también en Casa Perfecta.

Joshua y Ryan eran jóvenes con una magnífica carrera y mejores trabajos, que ganaban un sueldo de seis cifras, pero a quienes las compras no les satisfacían. Un día decidieron romper con todo ello y cambiar su vida: ser más conscientes de lo que tenían y de lo que compraban, de lo que hacían y con quién.

El minimalismo, un estilo de vida que no solo está creciendo en EE.UU. sino también en otras partes del mundo, permite cuestionarse qué tienes, qué aporta de verdad valor a tu vida. Al eliminar lo superficial, lo que no aporta valor, los "trastos", dejamos sitio para aquello que de verdad importa: la salud, el desarrollo personal, las relaciones, el voluntariado...


Y al ser una forma de vida, elegida libremente y adaptada a cada persona, es diferente para cada uno -independientemente de la edad, profesión o dedicación. Pero todos los caminos del minimalista acaban en el mismo lugar y con los mismos beneficios: libertad para disfrutar y hacer lo que se desea con conciencia, más tiempo y más dinero.

Si has seguido Casa Perfecta hasta aquí, muchos de los conceptos no te serán ajenos. En enero inicié mi camino. ¿Me acompañas?


6 comentarios:

Suzy_Q dijo...

Amo el minimalismo! Así que, ¿qué quieres que te diga? ¡Claro que te acompaño!
Me alegro de encontrarte de nuevo por aquí. :-)

Darey dijo...

Gracias Suzy_Q!!

Edith Sánchez dijo...

hola!!!
te sigo hace poco,pero ya me deboré muchas de tus entradas, y me encantaron. Lo curioso fue llegar a ti por poner en el buscador casa perfecta y sorpresa!!

Gracias por aportar tanto!

Darey dijo...

Bienvenida Edith! Me alegra que este blog te resulte útil. Hacía mucho tiempo que no escribía en él. Me he propuesto continuar. Espero que me acompañes.
Abrazos
Darey

Esther dijo...

Cuánto me alegro de volver a leerte Darey, te he echado de menos lo indecible, pero lo bueno es que siempre tengo el blog a mano para repasar.

Hace tiempo que voy camino al minimalismo y he de decirte que aunque aún me falta, porque tenía (y tengo) de trastos una cosa indecible, si que he ido reubicando, regalando, reciclando y tirando, y efectivamente es una buena terapia y cura, comodidad y ganar tiempo para otras cosas.

Bueno, que no me enrollo más guapa, encantada de leerte de nuevo y voy a por las nuevas entradas que has puesto.

Un besazo inmenso,

Esther (Kian)

Darey dijo...

Esther, qué alegría volver a verte por aquí! :)
Yo también, como ves, estoy en esa fase en que voy quitando más cosas que antes. El orden siempre ha sido prioridad, pero cuando te das cuenta de que puedes vivir solo con lo necesario y que estás rodeado por muchas cosas innecesarias, así, de base... en fin, ahí llega el minimalismo.
Seguiremos compartiendo :)