martes, 24 de noviembre de 2009

Reglas que no se enseñan en el colegio: establece límites

Establece límites o tus trastos se escaparán a tu control.

¿Qué tal elegir una zona de tu casa para mantenerla siempre limpia y sin trastos? Por ejemplo, tu escritorio. Entonces, habrá un oasis en mitad del caos. A lo mejor prefieres causar buena impresión y estableces que esa zona sea el recibidor.

También puedes establecer un límite sobre la altura que pueden tener las pilas de cosas que amontonas. Cuando te quedas sin sitio para almaenar más, lo mejor es establecer la regla "uno entra, uno sale" (por cada objeto nuevo que entra en casa, debe salir uno. O si eliminas uno, puedes traer uno nuevo).

Si eres de l@s que tienes mucho espacio para almacenar y mostrar objetos, puedes empezar ya a definir qué se queda y qué no. Puedes decidir que cada mes vas a poner como objeto decorativo uno sólo de los cuadros artísticos que tu hijo ha traído a casa. El resto puedes regalarlos a familiares o amigos, y otros guardarlos. Los menos favorecidos pueden ser fotografiados para el recuerdo y eliminados físicamente de tu hogar.

Y sobre todo, antes de adquirir ropa nueva o cualquier otro objeto, plantéate si lo necesitas o si te ayuda a cumplir tus objetivos. Si no es así, piensa si realmente merece la pena comprarlo.

4 comentarios:

beatriz dijo...

Hace tiempo que hago eso, si entra un libro sale otro. Me compro una camisa me deshago de una y así con muchas cosas porque si no al final tienes la casa llena.

www.todoestilo.net dijo...

Ainssss... qué difícil me lo ponesssss!!!

Me ha gustado eso del límite de altura que pueden adquirir mis trastos...tengo que aplicárlo rápidamente a un montón de libros que tengo acumulados en la mesilla y han alcanzado ya una altura más que considerable...
Besos,

Marisilla dijo...

Hola´!!
Aisss, tienes que perdonar que últimamente no de señales de vida, pero ando tan atareada con el mercadillo que no tengo tiempo para nada.Prometo pasarme por aquí con calma cuando termine, y contarte muy buenas noticas respecto a mi "problemilla con el orden". Un beso enorme!!!

Carmela dijo...

Genial la regla de "una entra otra sale" lo malo es decidir a dónde van las cosas que salen. Me da pena tirar cosas que llevan muchos años conmigo...
Genial vuestro blog!!