sábado, 8 de noviembre de 2008

Toppo reorganiza su cocina

Hace unas semanas, Toppo nos pidió ayuda para reorganizar su cocina. Partíamos de una cocina realmente ordenada y nuestro reto era hacerla más cómoda en su utilización, encontrando un lugar para cada cosa y eliminando lo innecesario. Os mostramos el resultado. Arriba puedes ver cómo era la cocina en origen y a la derecha el resultado. Algunas de las sugerencias que le realizamos fueron: eliminar la vajilla recién fregada de la encimera y colocarlo todo en su lugar tras su limpieza; vaciar al máximo la encimera, retirando lo que no se utilice a diario (una encimera limpia y sin trastos hace que una cocina parezca ordenada); quitar todo lo que había sobre los muebles de la cocina o meterlos en cajas iguales, decoradas o blancas. El resultado es el que puedes ver en la imagen de la derecha. Una cocina visualmente más limpia y recogida. A la izquierda puedes ver el interior del mueble donde Toppo almacena su vajilla, vasos y copas. Tenía demasiados para ser sólo dos en casa (como mucho, cuatro personas a cenar en varias ocasiones al mes).

Le pedimos que se planteara eliminar (donando, regalando, eliminando o
guardando en otro lugar) el exceso y reorganizara el resultado. Ahora no parece tan amontonado... En esta fotografía puedes observar que nuestra lectora Toppo utilizaba un mueble para almacenar comida... pero de modo desorganizado y amontonado. Así era complicado encontrar lo que se buscaba de forma fácil. Le pedimos que categorizara los elementos y les dedicase un espacio: en la zona baja el desayuno, en el centro los alimentos de más uso y en lo alto del mueble, lo menos utilizado. También puedes ver que la zona superior del mueble tenía cubetas que le pedimos retirar de ahí, o almacenarlas de otro modo (las guarda ahora en otro mueble dentro de la cocina).

El resultado es el que puedes ver en la imagen de la derecha. Tres estantes más ordenados, con los alimentos más accesibles y fáciles de localizar.


Otro de los muebles conflictivos de la cocina: un armario con mezcla de sartenes, papel
higiénico, una báscula y restos de otros productos. Pedimos a Toppo que llevase el papel a un lugar de almacenamiento del baño o con otros productos de limpieza y que aprovechase mejor el espacio que quedaba.

Como puedes ver, lo ha hecho estupendamente: en la zona superior ha juntado todos los elementos de
cocción y la zona inferior la ha dedicado para almacenar las cubetas que tenía sobre los muebles de la cocina y una caja para cosas más pequeñas.

Un mueble cuya organización también queda manifiesta es el que te mostramos a continuación. El lugar de almacenamiento de leche era también un cúmulo de cosas varias, amontonadas, y sin criterio fijado.

El resultado no podía ser mej
or. Bandejas colocadas, organización de las botellas y electrodomésticos al fondo, y zona dedicada a pequeños utensilios de cocina de uso medio o escaso.

Desde Casa Perfecta queremos agradecer a Toppo la dedicación y paciencia que ha demostrado durante todo el proceso. Asegura estar muy contenta con su nueva distribución. Nosotros esperamos que la disfrute -y mantenga- durante mucho tiempo o al menos hasta la próxima reorganización.

1 comentario:

KiaN dijo...

Qué bien te ha quedado todo Toppo!!!

Buen trabajo chicas!

Un besico!