domingo, 23 de noviembre de 2008

Eurídice reorganiza su cocina

Hace sólo unos días, te contábamos cómo quedaba la reorganización que Toppo hizo en su cocina. Hoy te mostramos cómo ha quedado la cocina de Eurídice, a quien también hemos aconsejado cómo optimizar su espacio.
Por cierto, que tú también puedes pedirnos consejos y ayuda para reorganizar cualquier estancia de tu casa. Tienes la información en la zona superior derecha de
este blog.

A la izquierda puedes ver una de las zonas más complicadas de la cocina de Eurídice
antes de su nueva ordenación. Muchas especias en la zona baja del mueble superior, en una mezcla que hacía difícil encontrar a tiempo la que se buscaba. Sobre la encimera, un par de cestas, una llena de cucharas y cuchillos de cocina y otra con patatas, cebollas, etc.

A la derecha, el nuevo orden: las especias están organizadas en cajas y en un pequeño estante, según sea su uso y su tipo. Los cuchillos se han colocado en un lugar más seguro y hemos retirado de esta zona el cesto de patatas. En un cubertero más pequeño, hemos dejado unos pocos cubiertos de cocina. Este rincón, con poco esfuerzo, ha mejorado mucho el aspecto de la cocina.

A la izquierda puedes ver otra de las zonas de esta cocina. Sobre la campana extractora había numerosos objetos que afeaban la zona y cuyo lugar no era ese, como es el caso del papel de cocina, que podía llenarse de grasa e inutilizarse. Eurídice nos pedía vaciar también la encimera.

El resultado es el que ves a la derecha: la zona superior del extractor ha quedado realmente despejado, sólo con utensilios básicos o con poco uso. La encimera también ha quedado más despejada, moviendo los electrodomésticos a las zonas donde se van a utilizar. También sugerimos la colocación de un rack para el papel de cocina, y resto de papeles de cocina para envolver alimentos.


Eurídice también ha mejorado el aspecto de tres pequeños cajones. Quería tener los paños de cocina organizados y a mano, y estos cajones eran el lugar adecuado.

Colocó los embudos y medidores en otro mueble, cambió de sitio los films de envolver alimentos y la
s bolsas de basura y encontró sitio para sus paños de cocina.





Dos de los muebles que mejor reorganización han tenido son los que te mostramos a continuación. La zona de servicio, donde se ubican platos, vasos y otros utensilios. En su origen, a la izquierda, había demasiados platos y vasos para dos personas. Le pedimos a Eurídice que redujera la cantidad y eliminara los excesos o lo inútil.

El resultado puedes verlo a la derecha. Menos utensilios y optimización de espacio: ahora cabe un organizador para los tés, que tanto gustan a nuestra lectora.

También a la izquierda puedes ver el otro mueble, el del desayuno. En él se mezclaban los tés, el desayuno y varios tipos de utensilios de cocina. Eurídice ha mejorado el aspecto.

Ha trasladado aquí los botes con legumbres y otros alimentos de larga duración, de tal modo que la organización es palpable desde el momento en que se abren las puertas del armario. La relativa unidad y homogeneidad de los botes de cocina ayuda a este resultado.

Y finalmente mostramos un pequeño hueco, que existe en casi todas las cocinas, y que ha quedado sobradamente aprovechado. Se trata de un mueble en lo alto de la cocina, una zona poco accesible. Estaba lleno de botes de cristal, demasiados para almacenar comida, aunque la propia Eurídice afirmaba que no se utilizaban.

Le pedimos que los eliminara y aprovechase ese espacio cuando fuera necesario. Ella misma lo ha ocupado con el exceso de platos y tazones que tenía en la cocina.

1 comentario:

Eurídice dijo...

Darey, de nuevo muchas gracias por tu ayuda. ¡A la vista está que ha quedado genial!