sábado, 15 de enero de 2011

Objetivo: residuos cero

Tras el éxito que parece haber suscitado el post 365 objetos menos, me crucé en televisión con el documental Comprar, tirar, comprar, que habla acerca de la obsolescencia programada.

Muy recomendable, te sugiero que reserves 50 minutos de tu tiempo y lo veas. Vivimos en un mundo (el primer mundo) donde queremos tenerlo todo en el momento en que sale al mercado. Compramos nuevos objetos y ropa sin ni siquiera plantearnos la opción de arreglarlos. Los fabricantes utilizan la obsolescencia programada en sus aparatos y sus ropas para que se "rompan" o estropeen en un plazo de tiempo (cuanto más caro el objeto, más tarda en estropearse).

Al hilo de este documental, he conocido la historia de los Johnsons, una familia que tras mudarse a una casa más pequeña, decidió hacer algo totalmente radical y diferente a lo que el documental plantea: residuos cero en su hogar. Un movimiento que empieza a cobrar fuerza no sólo en países de habla inglesa.

Compraron una compostadora para aprovechar los residuos orgánicos; tienen sólo los objetos justos, los que utilizan. Cuando van a comprar, si pueden, lo hacen a granel: se llevan los contenedores, bolsas de tela, carro de la compra...

Tanto en muebles de la cocina como en la nevera y congelador, utilizan envases de cristal. Intentan así evitar los tan habituales residuos de plástico en los que envuelven la mayoría de la comida. Mientras la mayoría de nosotros estamos todavía colocando la compra en los armarios, ellos sólo tienen que dejar los botes en los estantes. Incluso el fiambre y el queso lo guardan en tarros herméticos, directo del supermercado. Me ha hecho gracia el comentario de los amigos de sus hijos, cuando dicen que en esa casa no hay comida, porque no ven los típicos paquetes en los armarios.

Se puede decir, que prácticamente de su casa no sale basura. Es más, cuando a los hijos de la pareja tienen que regalarles algo, piden que se trate de "experiencias" y no de objetos físicos: entradas para el parque de atracciones, un vale por helados.... Otro de los detalles con los niños es que tienen tres cajas para juguetes. La condición si piden un nuevo juguete es que quepa en estas cajas. Si no cabe, tendrán que eliminar algún otro.

Las ventajas de este sistema son:
  • No tienen que sacar la basura ni llenar la cocina de contenedores de reciclaje
  • Agilizan las compras y guardar las adquisiciones
  • Cuidan el medioambiente en la medida de sus posibilidades (ellos consideran que no todo lo que envían a reciclar en su región, se recicla realmente)
  • Fundamental: si ocurriese algo en su casa, por ejemplo un incendio, no tendrían apego a los objetos y apenas perderían nada.
Como afirma Beth, ellos son más felices cuanto menos tienen. Tema al que ya dedicamos un post hace unas semanas. Puedes conocer la historia de los Johnsons pulsando aquí (en inglés)

5 comentarios:

alestedemadrid dijo...

Me gustan mucho los post de este blog pero el de hoy me ha parecido interesantísimo. Todavía no he terminado de ver el documental y el resto de los enlaces pero ya encontraré tiempo para verlo todo. Un saludo

Paula dijo...

Como siempre me encantan todos los temas que sugieres. Acabo de ver el documental y me ha impresionado. Lo sabemos pero no queremos ser conscientes. Consumimos sin pensar (literalmente). Gracias y un saludo

jardin secreto dijo...

hola ,
se que nunca he comentado en tu post me , pero yo te sigo mucho me encanta tu blog y le he dado un premio en el mio , espero que te guste.

http://eljardinsecretodeco.blogspot.com/2011/01/premio-stylish-blogger-award.html

jardin secreto dijo...

aun no te has pasado a recoger tu PREMIO en mi blog, pásate ya que lleva desde el jueves esperándote!!!!

http://eljardinsecretodeco.blogspot.com/2011/01/premio-stylish-blogger-award.html

Antonia María dijo...

Alestedemadrid y Paula, mil gracias por vuestros comentarios. Me alegro mucho de que os haya gustado este post. Me parece muy importante que poco a poco nos concienciemos de lo que tenemos y lo que necesitamos realmente.

Jardín Secreto, gracias por el premio!!! Lo colocaré en la estantería del blog.

Un abrazo.
Antonia M.