domingo, 9 de enero de 2011

365 objetos menos

Seguro que a ti también te ha pasado. Conocemos a alguien que en algún momento ha pensado (o incluso ha llegado a hacer realidad) en cambiar de casa porque se le ha quedado pequeña, afirmando que no le "caben" todos los objetos que tiene.

Uno de los principios que rigen la organización de cualquier espacio, empezando por nuestro hogar, es intentar reducir al máximo el número de cosas que guardamos, asegurando que son útiles y que son usadas de modo habitual. Cualquier trasto debe eliminarse. A veces, es difícil tomar la decisión de eliminar estos objetos inútiles, porque nos da pena, porque están nuevos.... la cantidad de excusas es tan larga como quieras.

Colleen, el 3 de enero de 2010 tomó una decisión. No iba a hacerse una promesa como la de todos los años y toda la gente que conocía, basada en adelgazar, dejar de fumar, hacer más ejercicio o cambiar de trabajo. Prefirió otro tipo de promesa, más activa y más fácil de llevar a cabo. Iba a revisar y organizar cada día un rinconcito de su casa.

La idea era que no quedase sin ver ninguna estantería, cajón,hueco o armario. Y cada día eliminaría de su hogar, a través de la venta, la donación, regalándolo o sencillamente tirándolo a la basura, un objeto.

No sólo lo ha conseguido, sino que continúa con esta labor. Si una zapatilla le hace daño y por eso no se las pone, las saca de su casa. Si tiene doscientos herrajes que no saben de qué son ni por qué están ahí, también van fuera. Sin embargo, si tiene un jersey viejo y necesita uno nuevo, lo puede sustituir, pero no lo considera como eliminación de ese día y tiene que buscar el objeto que saldrá de su hogar.

Colleen creó la web 365 Less Things, que puedes ver aquí, en la que cada día te cuenta qué objeto dejará de formar parte de su vida y por qué, y se plantea objetivos diarios y semanales. Desde luego, es un ejemplo de que vivir con menos, es más, es real y se puede llevar a cabo.

¿Te animas a llevar a cabo la misma iniciativa en tu casa?

6 comentarios:

olga dijo...

Vaya casualidad!!!!

Mi principal tarea durante estas fiestas Navideñas ha sido "destratear" la casa. He ido habitación por habitación, cajón por cajón y cajita por cajita, incluso he revisado las perchas separando las buenas y desechando las malas, por poner solo un ejemplo y no aburrir. Mi objetivo es hacer una puesta apunto de todo, como si hiciera un inventario. Con la intención de tener lo que necesito, no los "porsiacasos" que hasta ahora me llenaban los armarios. Aún me queda mucho trabajo, pero lo hecho, hecho está. Por cierto hay lo que yo llamo los tesoros y me gustaria guardarlos como tales, Había pensado en cajas e hojalata, pues las hay de muy bonitas y son herméticas. Conoces algunas? He estado buscando pero las que he visto me resultan pequeñas. Tienes alguna otra idea para guardar "tesoros"?

Saludos y gracias de nuevo por tu blog!!!!

Anónimo dijo...

Yo el año pasado decidí hacer limpia en mi biblioteca que constaba 2000 volumenes. Empecé a quitar los que tenía repetidos, los que no me habian gustado etc y me he desecho de 600 los he ido llevando a una librería de viejo y por unos me han dado más que por otros pero al final he sacado 600€ que me han servido para pasar las navidades!! y encima he ganado sitio en todas las estanterías de casa.

Feliz año!!

Alberto

Margarita ✿ܓ dijo...

En casa aprovechamos la mudanza reciente para deshacernos de cosas que realmente hacían estorbo: ropa, zapatos, decoración, cosas de cocina... todo lo donamos, de verdad hay personas que necesitan estas cosas y nosotros teniéndolas guardadas! Sólo tenemos aún una mesita de café que pensamos vender a un amigo (a muy bajo precio, la idea es salir de ella!)... HA SIDO LO MEJOR DEL MUNDO!!! La mejor experiencia, ja ja ja

@Alberto: pero salir de mis libros!!! me lo pienso un poco... je je

Margarita ✿ܓ dijo...

Buena Idea: Donar las revistas a la Biblioteca más cercana.

Teresa dijo...

Me apunto a esta iniciativa, de hecho la cumplo a rajatabla. Impresionante lo que acumulaba sin razón!

Aprovecho para felicitarte y agradecerte este post, me ayuda muchísimo.

Besosssss

Lorena dijo...

de tarde en tarde me da por ponerme a hacer limpieza a fondo en alguna parte de la casa y deshacerme de cosas (el típico armario o altillo donde van a parar la mayoría de "porsi"), pero si hay una época que no falla es en septiembre o en enero, con lo del inicio de una etapa nueva.
Aparte del espacio que ganas en la casa, la verdad que es un gustazo la sensación de liberación que me da, no sé explicarlo.

Me ha parecido muy interesante la propuesta de tirar/donar/reciclar/etc una cosa al dia; de esa manera el hábito lo mantienes todo el año y no solo cuande le da a un@ la vena...