miércoles, 24 de marzo de 2010

Desmontando un mito: libros de cocina

A tod@s nos encanta tener libros en la cocina. Recetas de ensaladas, de carnes y pescados, de pasta, de postres o de todo tipo de platos tradicionales.

Pero lo que no nos cuenta nadie es que los libros y revistas, igual que el resto de mobiliario de la cocina, se llena de grasas y diferentes tipos de manchas mientras cocinamos. Y a diferencia del resto de superficies, no son fáciles -por no decir imposible- de eliminar.

Por ello, lo mejor es reservar parte de un mueble con puerta para guardarlos y sacarlos cuando sean necesarios. Eso si aún quieres mantenerlos en la cocina. Si no es así, déjalos donde prefieras en la habitación de la casa más cercana, para que sea rápido acudir a él si lo necesitas.

3 comentarios:

felicitat dijo...

Muy buena idea, siempre los tengo a mano, en el armario que tengo encima del horno guardo libros y revistas, así no los pierdo de vista, es que me encanta la cocina, hablando hoy precisamente he hecho un bizcocho con pasas y nueces. Saludos.

ana dijo...

Es verdad... además mientras cocino las hojas de los libros se me llenan a veces de lo que estoy preparando y es un caos... saludos!
muy buen tip

Rosa dijo...

Hoooola mi niña, cuánto tiempo sin pasarme por aquí!!!
Ya te leído y releído y como siempre, me sorprendes. Qué de ideas, a cual más genial.
Yo tengo los libros y revistas de cocina en un atril y sí que es verdad que acaban hechos una pena. Les buscaré una buena ubicación en algún armario para que no se sigan estropeando.
Muuuuchos besos.