sábado, 9 de enero de 2010

La fiambrera, esa magnífica aliada

La fiambrera, más conocida por tupper, el diminutivo de la marca que en España es más conocida, Tupperware, es un contenedor muy habitual en nuestros hogares.

Hay numerosas marcas y de muy distintos precios, con unas caracterísiticas muy variadas entre ellos. Pero lo más importante es su utilización. No hay casa en la que falten estas cómodas y prácticas tarteras, y por lo general se almacenan más de las que se usan.

La mayoría de la gente utiliza los tuppers en la cocina, ya sea para almacenar alimentos en la nevera o en el congelador. Pero tiene muchos otros usos, ¿hacemos un repaso de algunos de ellos?

Para llevar comida a la oficina o a otro lugar fuera de casa: esta opción está muy extendida. Los más reacios a utilizar en estos casos los tupper de plástico, los usan de cristal, pero la elección es la misma.

Para almacenar alimentos en la despensa y muebles de la cocina: no sólo hay que pensar en botes y cajas bonitos. Quien no tiene posibilidades económicas para ello, puede reutilizar los contenedores que tenga de más para almacenar alimentos abiertos, creando mayor sensación de orden si además son todos del mismo estilo o color. No olvides poner una pegatina a la vista para saber en todo momento el contenido de la tartera.

Organizar otros elementos, como herramientas, tornillos, lapiceros, juguetes de los niños, accesorios de costura o material para manualidades. Si no son transparentes, anota con un cartel el contenido de cada tupper.

Para plantar semillas. Pueden ayudarte al cultivo de nuevas plantas hasta que estén listas para ser trasplantadas a macetas.

Almacenar comida de animales. Si el envase de la comida o los premios de tus mascotas se han roto, por qué no almacenarla en una fiambrera? Estará a salvo de olores y se mantendrá fresca.


Y tú, ¿qué otros usos das al tupper?

7 comentarios:

bco dijo...

lo peor es almacenar y guardar los tupper....

Anónimo dijo...

Siempre, faltan o sobran tapas...
Se reunirán en algún sitio con los calcetines desparejados, jejeje.
:p

Euphorbia dijo...

Otro gran problema es acertar con los tamaños y formas más adecuados para cada uso determinado y especialmente para ocupar poco espacio en el congelador.
Todo un tema.
Un saludo

¸´¯`°¤.¸ (¯`¤ ArTWeN ¤´¯) ¸.¤°´¯`¸· dijo...

Y para los manitas hasta se pueden hacer su bisuteria!

http://www.flickr.com/search/?q=tupperware&w=58503692%40N00

Un poco de todo dijo...

Pues yo otro uso que les he dado ha sido utilizarlos para guardar los restos de las distintas pinturas que se utilizaron en la reforma de casa. Con la Letratag de Dymo les puse el nombre de la habitación donde se usaron así como el código del color, por si más adelante se necesitara más. Eso sí, usé de los más baratos de IKEA que para esa función van perfectamente.

beatriz dijo...

Las uso para guardar todos los accesorios diminutos de la Barbi, de los Clis, y de todos esos muñequitos que tienen nuestro hijos.(en la estantería de los juguetes)
Los más pequeñitos para guardar horquillas y gomas del pelo.(En el mueble del baño debajo del lavabo)

Para guardar la grapadora con sus grapas, clips, chinchetas(en el escritorio)
Para las gomas y los alambres de cerrar el pan(en un cajón en la cocina)
y alguno más que ahora no me acuerdo

El blog de un poco de todo dijo...

Cuando tengas un ratillo pásate por el blog que espero que te guste mi última entrada. Saludos