martes, 13 de enero de 2009

Organizar la ropa de bebé

Mantener organizada la ropa de bebé es una de las tareas más complicadas y exige dedicación completa. Los niños cambian de talla tan deprisa que no hay tiempo para buscar bajo montones de ropa que ya no les sirven.

La manera más sencilla de organizar y controlar la ropa que tienes es dividirla en 4 áreas. Habitualmente la ropa les queda grandes, pequeñas, perfectas o casi a su medida. Estas últimas son las que, por lo general, le quedarán bien en una o dos semanas.

Mantén una papelera o bolsa en la habitación para eliminar inmediatamente y de modo sencillo cualquier ropita que ya le quede pequeña. Las cajas o cestas que contengan ropa que le quede muy grande, divídela en tramos de 3 a 6 meses y etiquétala para localizarla rápidamente cuando sea necesaria.

La ropa que ahora les queda bien, debe estar organizada en cajones. Y la que está casi a su medida deben estar en cajones o lugares muy cercanos a la ropa que ahora le sirve. De este modo cuando el bebé crezca estará a mano.