martes, 4 de agosto de 2009

5 minutos para... limpiar un espejo

Ayer limpiamos una o dos ventanas. Hoy vamos a dedicar nuestros cinco minutos a uno o dos espejos que haya en casa.

Vamos a limpiarlos y abrillantarlos, porque aunque parece cosa de poco, da un mejor aspecto a la habitación en la que se encuentra.

Piensa en los espejos que hay en casa y decide por cuál empezarás: el más sucio, el más grande, el que más se ve, el del dormitorio, el del baño...

Si en tu casa no hay espejos, ¿qué tal dedicar los cinco minutos a alguna superficie de acero inoxidable? Tal vez la lavadora, la tostadora o la nevera pueden conseguir sus minutos para estar relucientes.

Una vez que hayas acabado, disfruta del resultado de tu trabajo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Perfecto! Hoy los espejos de mi casa, tendrán sus 5 minutos. Una consulta, tengo un problema con las bayetas, da igual la marca que use, bayerina, o vileda o sin marca. Tras utilizarla unos dias, se le pone un olor horrible. ¿dónde la guardais cuando acabais de limpiar la pila? ¿la tendeis húmeda hasta que se seque? tengo un dilema, porque el olor aparece en menos de una semana, aunque esté limpia con lejia

Antonia María dijo...

Hola!

Las bayetas cogen olores con facilidad. Nosotros nos hemos pasado a las de microfibra, que parece que aguantan un poco más (no mucho...).
Nuestra recomendación es que depués de su uso, las enjuagues muy bien con agua templada o caliente y jabón, y las dejes secar al aire (si es posible).
Recuerda también de vez en cuando lavarlas en la lavadora.
Espero que esto te ayude.

Saludos,

Antonia M. Moreno