domingo, 15 de mayo de 2016

Consejos para una casa perfecta: la lavadora



La limpieza y mantenimiento de la lavadora es una de las tareas menos realizadas en las viviendas. Y si queremos alargar la vida de nuestro electrodoméstico (hoy en día imprescindibles) no es necesario dedicarle mucho tiempo, pero sí de modo habitual.

Asegúrate de que está bien nivelada: evitarás que haga ruidos al centrifugar y evitarás problemas futuros.

Lava siempre que puedas en frío o templado (max. 40 grados). Ahorra energía, además de alargar la vida de la máquina.

Evita la sobrecarga: llenar la lavadora a tope no es bueno para la ropa ni para la máquina. Para un correcto lavado y evitar problemas de funcionamiento, es mejor que dejes espacio para que la ropa se mueva.

Utiliza menos cantidad (o nada) de suavizante. Deja muchos restos en el interior de tu lavadora.

En cuanto acabe el programa de lavado, saca la ropa y tiéndela o pásala a la secadora. La humedad es un caldo de cultivo ideal para los malos olores y el moho, por lo que cuanto menos tiempo quede la ropa en el interior de la lavadora, mejor.

Una vez esté toda la ropa fuera, pasa un paño por el interior de la puerta, el interior de las gomas y el tambor. De este modo, secarás las superficies y eliminarás el jabón, evitando la acumulación de productos.

Deja la puerta abierta una o dos horas, para que el interior de la lavadora se ventile y seque correctamente. Mientras no la estés usando, deja también la puerta entreabierta para que esté aireada.

Realiza una limpieza mensual: solo te llevará unos minutos limpiar las gomas con agua y vinagre blanco (a partes iguales) y el cajón del detergente.

Realiza una limpieza completa anual: extrae el filtro (situado habitualmente en la zona inferior frontal) y elimina los posibles restos. Si tu lavadora tiene un programa de autolimpieza, sigue las instrucciones del fabricante. Si no, puedes realizar un lavado en vacío (sin ropa), echando un poco de bicarbonato en el tambor y un chorrito de vinagre blanco (lejía en casos extremos de mal olor) a 90 grados. Esto limpiará los conductos, tuberías y el sistema interno de la máquina.

Si vas a estar fuera de casa un tiempo (vacaciones, por ejemplo), cierra la llave de paso.


9 comentarios:

Esther dijo...

Buen post!! muchas gracias!! :D

beatrix dijo...

Parece que leas mis problemas domésticos de mantenimiento.... vivo en una zona donde el agua es muy dura y tiene bastante cal, con el tiempo los electrodomésticos como la lavadora y el lavavajillas se resienten .
Siempre programas cortos y en la temperatura mas baja.
Creo que somos los europeos que mas agua consumimos.

No me queda claro con el tema del suavizante. Si o no?
Es un tema de limpieza o que no es del todo inoquo?

No tenía en cuenta el tema de dejar la puerta abierta, lo haré a partir de ahora.
Gracias

Amelia dijo...

Yo sí dejo la puerta abierta, y el cajón del detergente, un ratito después de terminar el lavado.

También limpio las gomas (estoy escarmentada con otras lavadoras, llegó a romperse un trozo de goma y se salía el agua).

Y una vez al mes limpio tanto lavadora como lavavajillas (lo pongo en el calendario de la cocina para que no se me olvide).

También procuro (si el programa lo permite) meter el detergente en un vasito dentro del bombo, para que no tenga que pasar por las tuberías. Me lo recomendó el chico del servicio de reparaciones y también me dijo que es mejor usar jabón en polvo, porque es más fácil de disolver en agua que el líquido, por la viscosidad.

Mucha gente se deja la ropa dentro de la lavadora para tenderla más tarde, y luego huelen fatal. Y como llevan la ropa "limpia", no son conscientes de donde sale ese olor tan raro. Tengo una compañera de trabajo que huele así, y uf, a veces cuesta estar a su lado, en serio.

En fin, un post muy recomendable, como de costumbre.

Besotes.

Darey dijo...

Beatrix, el suavizante deja más residuos en tuberías y bombo que el detergente. Pero no es cosa de un día sino de acumulación. Por lo tanto, menos cantidad o nada. Aparte de eso, también se pega más a las fibras de la ropa y sobre todo de las toallas. Si me preguntas de modo personal, te diré que yo no lo uso desde hace años y no lo echo de menos, aunque tengo una botella pequeñita por si es necesario algún día.

Efectivamente Amelia, es muy importante tender enseguida! Quitar ese olor de la ropa es complicadísimo. Yo también había escuchado lo del detergente en polvo, pero no lo he probado.

Besos!
Darey

beatrix dijo...

Entonces, mejor detergente en polvo que líquido?

Amelia dijo...

Sí, Beatrix. El polvo es hidrosoluble (se disuelve en agua), pero el líquido tiene una parte liposoluble que no acaba de deshacerse a nivel molecular. Algo así me contó el chaval del servicio de reparaciones. Pasa como con el suavizante, que deja más residuos en la máquina (el detergente líquido).

En un sitio con el agua dura, como en mi zona, es conveniente usar algún producto tipo Calgón para prevenir. O un poco de vinagre blanco, que no mancha ni deja olor después del lavado.

La lavadora es un aparato que debería durar y funcionar perfectamente, pues cuando se estropea nos hace ir de bólido. Con unos mínimos cuidados puede darnos un buen resultado (aunque hay marcas que hay para matarlos, pero bueno).

Besotes.

Caru Cienfuegos dijo...

Hola, acabo de encontrar tu blog a través de viaje al minimalismo y me está encantando y seguro que a mi madre le flipa.
Muchas gracias por los buenos consejos.
Caru

Anónimo dijo...

RECUERDA QUE KARCHER ES UNO DE TUS MEJORES ALIADOS A LA HORA DE HACER LA LIMPIEZA, VISITA SU PAGINA... http://equiposardi.com/

Maria jose dijo...

Si tienes además 10 minutos restantes, ya le das un repaso a toda la cocina jeje lo vi en este post y estamuy interesante http://bit.ly/2AefYxT Saludos!! Y como siempre muy buenos articulos