miércoles, 13 de mayo de 2015

Casa perfecta: los imprescindibles



Hoy quiero recuperar y actualizar un antiguo post que escribí hace justo siete años, en el que comentaba las tres cosas imprescindibles que hay que hacer cada día para tener una casa perfecta, sobre todo si no podéis hacer mucho más por falta de tiempo.

Ha sido Esther quien, a través de su blog, me ha recordado este tema. Gracias de nuevo por seguir estas pautas!

Hacer la cama

Cada día, cuando te levantes, sigue la misma rutina. Abre la ventana para que el aire entre en el dormitorio y deja que se ventile la habitación durante diez minutos. Mientras, puedes ir a desayunar o a darte una ducha. Al regresar, haz la cama. Puede parecer un gesto menor, pero nuestros sentidos necesitan ser cuidados, y la sensación de acostarse en una cama hecha y fresca, y ver un dormitorio recogido, te ayudará a conciliar el sueño y sentirte mejor.

Limpiar el baño

Mantén siempre en el cuarto de baño un paño de microfibra (fáciles de lavar, de utilizar y muy absorbentes). Tras ducharte y arreglarte, y antes de salir, pasa el paño por todas las superficies, dejando el baño limpio y recogido. No se trata de una limpieza como tal, no es necesario usar productos (tal vez solo agua y jabón neutro). Lo importante es dejar el lugar mejor que como lo encontraste. Este pequeño gesto te facilitará después la limpieza en profundidad.

Fregar la vajilla

Ya te lo comenté en aquel post y en algunos posteriores y recientes. Lo óptimo es comer o tomar algo, y después fregar y secar los utensilios de cocina utilizados. De este modo, siempre tendrás la cocina recogida y perfecta. Entrar en casa y ver una cocina así, da la sensación de tener la mitad del trabajo hecho, da un buen aspecto a nuestra casa y ayuda a nuestra percepción de limpieza.







5 comentarios:

Amelia dijo...

Hasta ahí llego, je je je.

Hacer la cama: un minuto o dos.
El baño: 40 segundos (paño por el espejo, la encimera y el grifo) + 10 segundos (chorro de pato wc por el váter y cepillado)
Cocina: la dejo todas las noches a punto, aunque yo voy dejando las cosas en el lavaplatos y así no tengo nada escurriéndose

Lo aprendí de Flylady, y luego también lo leí en tu blog, hace unos años, cuando me puse a leerlo todo de una sentada.

Jo, luego te eché de menos. Menos mal que has vuelto :-D

Un besote.


Esther dijo...

Ese post es uno de mis favoritos, mira que es sencillo y la casa ya se transforma. Ya me gustaba cuando vivía entre trastos, ahora es un lujo entre los lujos con tanto despeje.

Muchas gracias por republicarlo!!!

Besos!!

Darey dijo...

Gracias a las dos por vuestros comentarios y por seguir este blog desde sus inicios. Aunque, sobre todo, por llevar a cabo algunos de los consejos.

Anónimo dijo...

Hola. Gracias por tu blog y encantada de tu regreso. Lo he leido todo. Saludos y no nos dejes ... Jeje
Laura.

Darey dijo...

Bienvenida Laura. Por aquí estaré una temporada, con dos posts semanales :)